Blog

La Naturaleza de la Mujer

En cada Mujer conviven aspectos que aparentemente parecieran opuestos, contrarios o separados. Pero la verdad es que son partes de un todo coherente. 

En nuestra naturaleza la fuerza creativa es un motor de vida, así también lo son nuestros instintos, impulsos y deseos. Al conectar con ellos, volveremos a sentir el poder que llevamos dentro y la capacidad que tenemos de crear vida, empezando por la nuestra. Esta es nuestra naturaleza Salvaje, la que nos orienta y permite que nuestros propósitos se alineen con aquellas funciones instintivas que están alojadas en nuestra experiencia, vinculadas directamente con nuestro cuerpo e inevitablemente ligadas a la vitalidad, el entusiasmo, la motivación y pasión con la que llevamos a cabo cualquier tarea vital.

Nuestra Naturaleza Divina nos conecta con la intuición, la sabiduría y el conocimiento que proviene del corazón despierto. Existen distintas Diosas que representan cualidades de cada mujer; por ejemplo Artemisa es la Diosa de la Autonomía, la Independencia, la Capacidad de la mujer de alcanzar por sí misma cualquier meta que se proponga. Demeter es la Diosa Madre; que alimenta, nutre y cobija. Al encontrar la Diosa regente podremos entender mejor muchos aspectos de nuestra personalidad y modos de relacionarnos con nosotras y nuestro entorno.

Ambos aspectos; Salvaje y Divino configuran y son parte fundamental de la psicología femenina, al comprenderlos y desarrollarlos estamos contribuyendo a nuestra integración como mujeres completas.