Blog

Para cambiar tu vida necesitas permitir que tu vida te cambie a ti primero

¿Te pasa que cuando te miras al espejo o ves fotos tuyas ya no eres la misma que hace 3, 5 o 10 años?

A mí me pasa mucho; últimamente noto como han pasado los años, y no en vano...mi piel es menos firme, mi pelo más débil, mi rostro es menos terso y liso. 

Esto es sólo lo que se ve, pero también hay otros cambios que aunque no se ven, se sienten. Mi energía ya no es la misma, mi cuerpo necesita más descanso y menos trasnoche.

Cuando hablo con mis amigas, a todas nos pasa lo mismo. Se hace imposible no notar el paso del tiempo, los años han dejado rastros en cada una de nosotras.

Algo similar ocurre en otros ámbitos menos evidentes de la vida donde tampoco los años pasan en vano. Las experiencias dejan sus aprendizajes, nos hacen cambiar y ya no somos las mismas de antes...

Y bueno  para mí, mis amigas y todas las mujeres con las que trabajo esto es una regla: "Para cambiar tu vida necesitas permitir que tu vida te cambie a ti primero" dejar que la vida te traspase, te doble, te mueva, te transforme, es la única manera de lograr cambios significativos. De lo contrario sería como pretender que los años no pasen por ti, no dejen rastro o huella alguna, imposible no?

Tu vida va a seguir siendo la misma mientras tu sigas siendo igual, hasta que no cambies nada va a cambiar.  (o al menos no lo suficiente como para que lo notes)

Por eso es tan importante invertir en nuestro crecimiento personal como lo hacemos con nuestro cuerpo, nuestra casa o nuestro desarrollo profesional. Crecer para cambiar y cambiar para que tu realidad sea diferente.

El cambio que yo trabajo con las mujeres que me contactan, tanto en modalidad individual como grupal, tiene que ver con aceptarse, valorarse, quererse, respetarse y cuidarse. Este cambio tiene un impacto enorme en las relaciones de pareja y en el desarrollo profesional. Porque cuando tienes amor propio no es tan fácil que aguantes condiciones que no te acomodan o que te quedes donde no te sientes bien.

Piensa cómo podrías cambiar tu y cómo ese cambio podría influir en eso que buscas manifestar en tu vida.

Deja una respuesta

Comenta Aquí
Nombre*
Correo*
Website*